Vagamundos

“La madre de George”, de Stephen Crane, en el blog Acabodeleer…

“La madre de George”, de Stephen Crane, en el blog Acabodeleer…

Pedro Domene hace una extensa y muy interesante presentación de este clásico de la literatura norteamericana, que cuenta además de con una rigurosa traducción de Miguel A. Martínez-Cabeza, con unas estupendas ilustraciones de Juan G. Lerma. Leer…

“El acero y la seda”, de José Abad, reseñado en el blog literario La tormenta en un vaso

“El acero y la seda”, de José Abad, reseñado en el blog literario La tormenta en un vaso

El escritor Miguel Sanfeliú se ocupa de este hermoso volumen de relatos ambientados en el Japón medieval. Con ilustraciones de José Ruanco y una estupenda edición, “El acero y la seda” nos asoma al mundo delicado y violento de los samurais. Leer más…

“Muerte en San Fermín”, reseñada en el Diario de Noticias de Navarra

“Muerte en San Fermín”, reseñada en el Diario de Noticias de Navarra

Acaba de ponerse a la venta en las librerías de toda España y ya aparecen las primeras reseñas de esta novela gráfia que José Carlos ha adaptado al cómic a partir del libro ‘Un extraño lugar para morir’, de Alejandro Pedregosa. Leer más…

“La madre de George” de Stephen Crane, reseñada en El Heraldo del Henares

“La madre de George” de Stephen Crane, reseñada en El Heraldo del Henares

Una reseña de Miguel Baquero que nos desvela alguna de las claves literarias de esta novela de S. Crane, autor de “La roja insignia del valor” y uno de los escritores norteamericanos más destacados del movimiento realista. Leer más…

El corazón de la besana

El corazón de la besana

Ya está disponible en tu librería favorita el último libro de la colección VAGAMUNDOS, El corazón de la besana, de Ramón Rodríguez con fotografías de Antonio G. Olmedo. Si vienes buscando poetas Has traído buen camino, Aquí crecen como setas. Tómate un vaso de vino, Que ya has llegado a la meta. Hay mil pueblos extenuados, tristes, vacíos. […]

Posted in: Blog, Vagamundos
Hechos prodigiosos de la edad media

Hechos prodigiosos de la edad media

Ángel Olgoso vuelve a demostrar su capacidad fabuladora con un librito de microrrelatos. Ángel Olgoso, uno de los mejores cuentistas de España, mima tantos sus relatos que parecen trabajados con buril. Como él mismo dice, quiere conferir a sus textos una “depuración casi alquímica”. Prueba de esta obsesión por el empleo de la palabra precisa, […]

Ganadores del libro “Almanaque de asombros”

Ganadores del libro “Almanaque de asombros”

                  He aquí los ganadores de nuestro concurso entre los seguidores de nuestra página de Facebook; Vagamundos. Libros ilustrados.   Ioannes Ensis Mark Valiente descendiente Zulema Pontes Vidal Zoralla Murillo Hernandez Borja Garcia Zapardiel Javier Vilas Alonso Encarnita Martínez Ibañez Amanita Muscaria Cinta Aller Krähe Sary Ka […]

Historias para vivir del cuento

Historias para vivir del cuento

Tres editoriales independientes hablan sobre el relato breve y el microrrelato en España y presentan algunas de sus novedades de la temporada. Por Leire Escalada, publicado en el suplemento Diario2 de El Diario de Navarra  

Adelanto de "Poesía Jazz"

Disfruta de las primeras páginas de Poesía Jazz, de G. Luna Pérez Y Rafael Becerra. 

Poesía Jazz

Posted in: Blog, Vagamundos
Atmósfera que atrapa

Atmósfera que atrapa

Reseña de Antonio Luis Ginés publicada en Cuadernos del Sur, del Diario de Córdoba.
Estamos ante un libro que provocará extrañeza. Y eso es positivo si esa extrañeza consigue transformarse en interés por devorar las líneas y adentrarse en esa atmósfera de cierta presión que el autor logra recrear. Traspiés, en la línea de los álbumes ilustrados, va afinando más en cada nueva entrega, y en ésta ocasión las ilustraciones ambientan y complementan esa atmósfera opaca y noctámbula que será determinante en el conjunto de la trama. No es un libro para leer con prisas, requiere entrega por parte del lector, y la recompensa vendrá en la interpretación que cada uno ejerza sobre esta historia, ya que propicia una serie de ventanas abiertas a ello. Los matices quedan flotando, un poco entre líneas, entre lo que se dice y lo que se calla, posibilitando ampliar más la perspectiva sobre cada escena y cada situación. El mundo ficticio que se nos presenta nos arrastra desde esa voz (unas veces en primera persona, otras en tercera) tan peculiar hacia una situación familiar en la que se nos desgranan las relaciones de dicha familia entre ellos, y también con un personaje de papel fundamental: el hombre gordo. Con un lenguaje lírico y depurado, frases directas y no muy largas, en capítulos breves que acentúan la intensidad, el autor consigue envolvernos en esa atmósfera de la que no conseguiremos escapar fácilmente.